LA FE QUE PREDICAMOS

OSCAR EDUARDO | 12.11.2011

Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.
Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.
Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;
porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.
Romanos 10-8 al 10-13
Para Dios no hay diferencia de razas ni descriminacion de nadie
Dios es uno igual para todos, ricos y pobres, blancos y negros, para El todos son sus hijos,
Solo tenemos que aceptar a Jesus y confesarlo ante los hombres para recibir la BENDICION DE SALVACION.
gracias JESUS.........

Nuevo comentario